Blogia
María Elena Balán/ Arca de cubania

Antonia Eiriz en documental cubano

Antonia Eiriz en documental cubano

Por María Elena Balán Saínz

 

 Un homenaje a Antonia Eiriz (1929-1995), considerada entre las más relevantes artistas de la plástica cubana y del orbe, constituye el documental que estrenó Cubavisión en el espacio dominical Arte Siete.

  La obra aúna los esfuerzos de Bárbara Álvarez, Eloina Pérez y Jesús Belele, entre otros, para rememorar a esta figura que dejó una profunda huella en la cultura nacional y trascendió fronteras con su quehacer artístico.

  El documental  recoge valiosos testimonios de quienes fueron sus alumnos o amigos, como Nelson Domínguez, Manuel López Oliva, Jorge Nasser, Pedro Pablo Oliva, Ever Fonseca, Salvador Corratge, Adelaida de Juan y Roberto Fernández Retamar, quien lee su poema Felices Normales, dedicado a Antonia.

   Al decir de estas personalidades  su cuadro La anunciación está considerado como su obra cumbre, aunque fue prolífico su quehacer con representaciones en el salón de Mayo en París, en 1967, y sus grabados que le valieron un premio Casa de las Américas.

  Su última exposición en Cuba la inauguró en 1991 para rendir homenaje personal a figuras como Lezama Lima y Amelia Peláez. Luego ganó un premio en Estados Unidos y allí murió mientras preparaba otra muestra el cinco de marzo de 1995.

  Antonia Eiriz nunca se amilanó ante los imponderables que le deparó la vida, como limitaciones físicas en su andar, y supo hacer de su existencia un caudaloso manantial de creación y pedagogía.

  En la década de 1970  convirtió su casa en el reparto capitalino de Juanelo, en San Miguel del Padrón, en un taller donde desarrolló el arte comunitario del papier maché.

   Allí su impronta quedó perpetuada y hoy su casa es un museo-taller donde vecinos e interesados siguen valorando el legado artístico de esta creadora.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres