Blogia
María Elena Balán/ Arca de cubania

Punta Lucrecia versus Ike

Punta Lucrecia versus Ike

María Elena Balán Saínz   

   El huracán  Ike llegó a Cuba por  la provincia de  Holguín, específicamente por Punta Lucrecia. Vale recordar que su faro fue inaugurado el 10 de octubre de 1868, el mismo día en que Carlos Manuel de Céspedes dio la libertad a sus esclavos, en el ingenio La Demajagua.
   Ubicado en el municipio de Banes, el faro marca  el rumbo a las embarcaciones y su construcción fue idea del Capitán General de la Isla, José Gutiérrez de la Concha, en su primer período de gobierno, debido al naufragio del bergantín Themis, que navegaba frente a las costas de ese hermoso lugar.
   La roca utilizada en la fuerte edificación, que ha resistido el paso de los vientos y el salitre durante hace casi150 años, fue sacada de una cantera y para trasladar los enormes bloques de varias  toneladas, resultó necesario construir un rústico ferrocarril arrastrado por bueyes, cuyos carros rodaban por carriles de madera. 
   Expertos se preguntan con qué material peqaron esas piedras, ya que en todos estos años han resistido sin ser destruidas.
   La base del faro  es octagonal, la  torre tiene una altura de 121 pies y una escalera en espiral compuesta por 218 escalones.
    Los primeros torreros se sumaron a la lucha independentista de los mambises y el lugar fue eventualmente cerrado, para ser luego reabierto.
    Ahora, la furia de la naturaleza enfrentó a este huracán, llamado Ike, con el faro que cuenta con casi siglo y medio de vida, y coincide su inauguración con  el inicio de la Guerra de los Diez Años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres