Blogia
María Elena Balán/ Arca de cubania

CARMINE COPPOLA ESTUVO EN CUBA

CARMINE COPPOLA ESTUVO EN CUBA Por María Elena Balán Saínz  

  Una persona de fina sensibilidad será capaz de revivir momentos inolvidables de su vida al escuchar una melodía.   Los acordes de una canción pueden trasladarla tal vez, a los momentos vividos en su primera relación amorosa, cuando aún era muy joven y junto a su pareja había escogido como himno de amor determinadas notas musicales.

  

   En fin, que la buena música da sentido a la vida, anima las cosas y puede convertirlas en imborrables.   Tal virtud tienen las composiciones de Carmine Coppola escritas especialmente para el filme El Padrino, dirigido por su hijo Francis Ford Coppola, quien completó  su trilogía de películas bajo ese mismo título. 

UN OSCAR PARA LA MUSICA DE EL PADRINO

    Carmine Coppola ganó por el virtuosismo de la música compuesta para el segundo filme de la trilogía El Padrino un Premio Oscar, una estatuilla que tiene gran simbolismo para cualquier artista o realizador.

  

   A los muchos méritos que se les reconocen a esas cintas, merecedoras de 9 Oscar, se suma precisamente el toque especial de la música, que emerge con todo su mensaje emotivo según los momentos de tensión, miedo, angustia o el esplendor de cada escena.

  

   Carmine Coppola, quien murió a los 80 años de edad, se hizo famoso como músico y director de orquesta y se le considera como un importante compositor de bandas sonoras para filmes.   Además de componer la música para las dos primeras partes de El Padrino, creó las de las películas Apocalipsis Now y El Corcel Negro.

  

   Los cubanos que gustamos de la creación de Coppola recordamos su visita a nuestro país en 1988, en ocasión del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, cuando dirigió a la Orquesta Sinfónica Nacional, la cual interpretó los acordes que él compuso para el proyecto de su hijo Francis, de rescatar el filme Napoleón, de Abel Gance, con acompañamiento orquestal en vivo.

  

  En posteriores declaraciones sobre la motivación de Francis para hacer la tercera parte de El Padrino, dijo que eran financieras y que le reportaría una buena cantidad de dinero, que podría invertir en otras películas que deseaba realizar.   Esa producción se hizo después de 16 años de la segunda parte, realizada en 1974.    

LA OPERA QUE PONE FIN A UNA TRILOGÍA DE BUENAS PELÍCULAS

     Francis Ford Coppola reconoció en cierta ocasión que vio en El Padrino original como una gran película de la casa, en cierta forma.  Y agregó: Esta es una familia italo-norteamericana y aunque ellos son unos gangster, probablemente son muy parecidas a mi familia.   Recordó que su hermana actuó y su padre compuso la música para las dos primeras partes. También trabajó su hija Sofía.   La tercera parte de El Padrino cuenta con Diane Keaton y Andy García ysu  música da continuidad a la tradición de calidad de los dos filmes anteriores, pues la Opera Caballería Rusticana, con la que cierra Francis Ford Coppola esa interesante trilogía, tiene también su encanto.  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Alexander balán -

eres muy buena te felicito
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres