Blogia
María Elena Balán/ Arca de cubania

Martí e Hidalgo: significación del Grito de Dolores

Martí e Hidalgo: significación del Grito de Dolores

Por María Elena Balán

 Cuando pensamos en el cura Miguel Hidalgo y el Grito de Dolores, llamando a la lucha en México el 16 de septiembre de 1810, no podemos dejar de evocar al padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes.                                                                                                                            Fue él quien dio el grito de independencia en el ingenio La Demajagua el 10 de octubre de 1868.                                                                                Cuando ese hecho ocurrió en Cuba, ya habían transcurrido 58 años del día en que el sacerdote Miguel Hidalgo llamó a la insurrección en su parroquia del poblado de Dolores, un hecho trascendente para México.                                                                                                                          Muchos hombres honestos, entre ellos criollos del propio ejército de la metrópoli española, como Ignacio José de Allende, se sumaron a la insurgencia y pelearon hasta dar sus vidas por una causa en la cual creían y amaban.                                                                                                     Sobre el cura Miguel Hidalgo dijo José Martí que aquel hombre de gran trascendencia histórica había leído los libros de los filósofos del siglo XVIII, que explicaban el derecho del hombre a ser honrado, y a pensar y hablar sin hipocresía.                                                                                            Para el Héroe Nacional cubano el padre Hidalgo tenía fuego en sí y como antorcha que ilumina trazó el camino de la insurrección al dar en México el Grito de Dolores.                                                                                              En sus valoraciones sobre el jefe insurrecto, Martí apuntó que “No podía comprender aquel sacerdote por qué los negros debían ser esclavos y los declaró libres.                                                                                            “Tampoco podía entender por qué maltrataban a los indios, que eran tan mansos y generosos” y al decir de Martí, se sentó entre ellos como un hermano viejo.                                                                                                     Así retrató el Maestro al cura Hidalgo, quien pasó a la historia como antorcha encendida.                                                                                               Es una muestra más de cómo la vida y los actos del Apóstol entretejieron armoniosamente la vocación libertadora hacia su Patria, con una fuerte y armoniosa estrategia latinoamericanista.                                                                                                     Estudiosos de su obra afirman que las primeras manifestaciones del latinoamericanismo martiano aparecieron en México, un país en el que vivió cuando estaba en el exilio y  donde admiró los postulados de sus próceres independentistas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

christian louboutin shoes -

*Cambiar el destino de los conocimientos, el aprendizaje será mayor cuanto más ... ...

luis -

Hola de nuevo.
Dejo el correo de la emisión por si puedes mandar el texto de la carta del Capitán San Luis.
esuncantar@gmail.com

¡Saludos!

luis -

Hola María Elena
Es interesante tu entrada respecto a la opinión que merecía a José Martí la figura de Miguel Hidalgo y Costilla. Me llamo Luis Méndez, te escribo desde Oaxaca, México. Produzco una emisión de radio llamada Es un cantar que se transmite en Radio Universidad de Oaxaca [la página, si te interesa oirla en internet, es www.radiouniversidad.uabjo.mx/radio.php]. El tema central es la música creada dentro del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC. En estos días estoy preparando una emisión dedicada a Ernesto Che Guevara, con motivo de su aniversario luctuoso. Quiero solicitarte un dato importante para explicar la canción El dulce abismo de Silvio Rodróguez. En el concierto de Chile de 1990, Silvio mencionó que dicha canción la escribió inspirado en la carta que el Capitán San Luis [Eliseo Reyes Rodríguez] mandó a su compañera antes de partir a Bolivia. La petición es: ¿Hay manera de que puedas compartir conmigo el texto de esa carta, si lo tienes? He ido a la embajada cubana en México, pero no pudieron ayudarme.
Te agradecería mucho el dato.
¡Recibe un saludo desde Oaxaca, México!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres